carro electrico almacén

 

Carro eléctrico de Almacén

 

 

Los coches de almacén Alkè son vehículos transversales utilizados para el desplazamiento de las mercancías en todos los sectores, particularmente adecuados para el transporte en ambientes cerrados gracias a su tracción completamente eléctrica.
 

 

Por qué elegir un Carro eléctrico Alkè

  • Extremadamente compacto: 140 cm
  • Gran capacidad de carga: 1630 kg (con chasis)
  • Gran capacidad de remolque: 4500 kg área privada 2000 kg en carretera
  • Máquina eléctrica homologada para circular en carretera N1

 

Carros eléctricos compactos y potentes

Los carros de almacén Alkè son capaces de remolcar uno o varios carros con una capacidad de remolque de hasta 4.500 kg. Aun siendo muy compactos, estos carros de almacén son capaces de transportar hasta 1630 kg (con chasis). Se trata de vehículos muy compactos y maniobrables capaces de transportar hasta tres paletas contemporáneamente. Ideales para transportar la mercancía desde el depósito a la unidad productiva de diferentes tipos de industrias y también en aeropuertos, estaciones ferroviarias o en el sector público. Estos vehículos para la logística pueden alcanzar una autonomía de 200 km con baterías de litio y es posible equiparlos con un set de baterías desmontable adicional para tener una operatividad 24 horas al día, en el caso en que exista la necesidad de trabajar con ciclo continuo como, por ejemplo, en algunos establecimientos productivos y en los aeropuertos. Representan la solución ideal para eliminar el desplazamiento manual de las cargas y agilizar los desplazamientos.

 

vehicules logistiques traction electrique

 

Carros eléctricos homologados para uso en carretera

Estos vehículos eléctricos de trabajo pueden estar equipados también con uno o varios remolques con barandilla o barandillas adicionales de acero, según las necesidades del cliente. En esta configuración es posible usar estos vehículos de almacén también en carretera ya que son homologados N1. Hay diferentes modelos de carros de almacén Alké, el más indicado para usos en las condiciones más duras y continuativas es seguramente el ATX 340E, realizado con soluciones técnicas de primera clase que derivan directamente del mundo de las carretillas elevadoras. Los carros de almacén Alkè pueden conjugar rendimientos elevados con dimensiones compactas. Esto permite desplazar cargas elevadas pero al mismo tiempo pasar ágilmente entre los pasillos de los almacenes. Los carros de almacén Alkè pueden ser certificar ATEX en el caso de uso en áreas con riesgo de explosión.

 

 

 

Para recibir información técnica y comercial sobre los Carros eléctricos Alkè escribe un mensaje en el siguiente recuadro:





Los datos son procesados de acuerdo con el Decreto Legislativo 196/03 y “GDPR” 2016/679/EU

 

 

Volver